Página principal - Tres Parques

paquetes de Aventura - volcan lanin, guias, salidas, excursiones

 PARQUE NACIONAL NAHUEL HUAPI: Flora

 

 En el Parque Nacional Nahuel Huapí hay predominantemente bosques mixtos de lengas, ñires y coihues. Sin embargo hay lugares donde se encuentran bosques de otros tipos, como son el caso del bosque puro de arrayanes (como en el Parque Nacional Los Arrayanes) o la selva valdiviana en la zona de Puerto Blest, o los Parques Nacionales lago Puelo o Los Alerces. Ésta última, como su nombre lo demuestra, es característica de Valdivia, al sur de Chile. En nuestro país crece en escasos lugares, en zonas muy húmedas con altas precipitaciones (4.000 mm. anuales) y al oeste de la cordillera de los Andes. En éstos bosques predominan el coihue, alerce, mañiú y el ciprés de las guaitecas. Se encuentra en ellos una gran cantidad de formas vegetales, con un sotobosque muy poblado por enredaderas, hongos, musgos, líquenes, etc.
 A continuación se describen brevemente las principales especies de la zona, para que aquellos que viajen puedan reconocerlas y aprender de la naturaleza.
 
Las Coníferas:
Alerce o lahuán. Fitzroya cupressoides

 Encontrará esta especie en la zona de Puerto Blest, en los senderos que van desde el río Frías hasta el lago Nahuel Huapí y en el que va al lago Ortiz Basualdo. También se encuentra en otros Parques Nacionales como el Puelo o los Alerces.
 Su característica más sorprendente es su longevidad, existiendo ejemplares de hasta 4.000 años.
Su corteza es rojiza, sus hojas son muy pequeñas, alcanzando una altura de hasta 40 metros.

 

Mañiú hembra. Saxegothaea conspicua:
 Esta especie crece principalmente en la zona de Puerto Blest, por ser un sitio extremadamente húmedo, creciendo más en Chile que en nuestro país. Allí se desarrollan dos especies de Mañiú, el macho y la hembra, siendo esta última la más frecuente. Sus hojas son pequeñas, entre 1 y 2 cm, sus frutos son rojizos y su corteza lisa.

Ciprés de la cordillera. Austrocedrus chilensis:
 Esta especie se encuentra generalmente en lugares húmedos, aunque pueden encontrarse también en la zona de transición con la estepa, debido a su gran capacidad de adaptación y resistencia la sequía. En Argentina se encuentra desde Neuquén hasta Chubut, creciendo también en Chile. También podrá apreciarlos en lugares soleados, planos y en las laderas que dan al norte. Un ejemplo es el cerro Comandante Díaz, apreciable desde San Martín de los Andes.
 Sus particularidades son su alargada y piramidal copa, sus pequeñas hojas, sus aplanadas ramas, su roja corteza y sus frutos en forma de cono.

 

Del Género Nothofagus:
 Son varias las especies que conforman esta familia. En Argentina existen seis especies, de las cuales solamente cinco especies de Nothofagus se encuentran en Neuquén. Este género pertenece a las Fagáceas, al igual que las hayas, los castaños y los robles norteamericanos y europeos.
La otra especie de Nothofagus que crece en el país lo hace en la provincia de Santa cruz, es el N. betuloide (cohiue de Magallanes).
 
A continuación se detalla una breve descripción sobre las cinco especies de Nothofagus existentes en la región.

Lenga Lenga. N. pumilio:
 
Lo interesante de esta especie es la transformación de su aspecto (como árbol o arbusto achaparrado) a medida que varía la altura. Podrá encontrar Lengas desde la provincia de Neuquén, entre los 900 y 1.800 m.s.n.m., hasta en Tierra del Fuego en las costas del canal de Beagle, con forma de arbusto. En los sectores altos del bosque se encuentra la lenga en forma de letra “ele”, como encorvada debido al peso de la nieve que aguanta durante el invierno.
 
Su corteza es grisácea y sus hojas son ovaladas, de color verde brillante, con borde ondulado, de 4 cm de largo por 2 cm de ancho.

Coihue. N. dombeyi:
 
Esta especie se encuentra al oeste del Parque, desarrollándose en zonas muy húmedas, laderas con orientación sur, en cañadones y a orillas de lagos y ríos. Como su nombre en mapudugun lo indica Co: agua, Hue: lugar.
 
Se destaca por ser el más grande de los Nothofagus y porque no pierde sus hojas en otoño. Las mismas son pequeñas, de color verde oscuro, opacas y muy duras. Y su corteza es grisácea y tiene hendiduras con poca profundidad.

Roble pellín. N. obliqua:
 
Creciendo solamente en la provincia de Neuquén, podrá encontrar esta especie en los alrededores de la localidad de San Martín de los Andes: en la cuenca del Lácar, en Hua Hum, en la base del Cerro Mallo, en el cerro Curruhuinca.
 
Por su forma y tamaño se parece al Raulí, formando bosques mixtos en varias ocasiones.
Su corteza parece manchada, debido a las grietas que forman placas rectangulares, las cuales se pierden dando la impresión de manchas.

Ñire. N. antarctica:
 
Esta especie crece desde el norte neuquino hasta la Isla de los Estados, en Tierra del Fuego.
En Neuquén se lo encuentra en la zona de transición con la estepa, en lugares muy húmedos y fríos, en el límite altitudinal del bosque, en los fondos de los valles y en faldeos muy expuestos.
 
Se lo puede observar en laguna Verde, pampa de Trompul, lago Escondido, lago Curruhué, etc.
Su corteza es agrietada y de color grisáceo, su tronco es muy retorcido y sus hojas son de color verde brillante con forma aovada. Cuelga de sus ramas la llamada “barba del diablo”, un liquen verde claro similar a hilos enredados.

 

Otros árboles>>
 

Quienes somos | Publicidad | Privacidad | Aviso legal | Contáctenos  

TresParques: Guía de Turismo del Parque Nacional Lanín, Parque Nacional Nahuel Huapi, Parque Nacional Los Arrayanes, Patagonia  

 

© 2004 - 2013 Prohibida su reproducción total o parcial. Ley 11.723